Asociación Española de Empresas Instaladoras y Mantenedoras de Equipos y Sistemas de Protección Contra Incendios

Pertenecer a Aerme es una señal de identidad, que nos permite reforzar las marcas de las empresas como marca de confianza y proyectar una imagen positiva que las diferencian de sus competidores

.

Ángel Duque presidente Aerme


Angel Duque
Presidente Aerme

ALUMBRADO DE EMERGENCIA

¿Quién puede hacerlo y cómo debe realizarse el mantenimiento de las instalaciones de alumbrado de emergencia de un sistema de PCI?

RESPUESTA

Tal como indica el RIPCI, las instalaciones destinadas a alumbrado de emergencia deben asegurar, en caso de fallo del alumbrado normal, la iluminación en los locales y accesos hasta las salidas, para garantizar la seguridad de las personas que evacuen una zona y permitir la identificación de los equipos y medios de protección existentes.

Estas instalaciones deben realizarse conforme al REBT (RD 842/2002), según la ITC-BT 28.

Por lo tanto, para realizar su mantenimiento, la empresa debe considerarse habilitada según el REBT.

El mantenimiento del alumbrado de emergencia como sistema de seguridad debe seguir lo reflejado en la norma UNE-EN 50172.

Esta norma indica que el propietario o explotador del local debe designar a una persona competente para realizar la supervisión del sistema y con la suficiente autoridad para asegurar la ejecución de todos los trabajos necesarios para mantener la instalación en un estado correcto de funcionamiento.

El mantenimiento se realizará de forma mensual y anual:

  • Comprobación mensual del correcto funcionamiento de la fuente lumínica de cada equipo de emergencia.
  • Comprobación, una vez al año, de la correcta autonomía del equipo.
  • Elaboración de un libro de registro, donde se anote la fecha de los diferentes ensayos y su resultado.

El protocolo a seguir para las pruebas mensuales y anuales será el siguiente:

  • Prueba mensual: Se alimentará cada luminaria y cada señal de salida iluminada internamente desde sus propias baterías, mediante la simulación de un fallo en la alimentación del alumbrado normal durante el tiempo suficiente para asegurar que cada lámpara se ilumina.
  • Prueba anual: Se realizará la inspección y ensayo mensual correspondiente y, además, los ensayos siguientes:
    • Repetición del ensayo mensual, pero durante toda la autonomía asignada al equipo.
    • Se restablecerá la alimentación del alumbrado normal comprobándose que todos los indicadores o dispositivos muestren que la alimentación normal ha sido restablecida.
  • En todos los casos, la fecha del ensayo y su resultado deberá anotarse en el libro de registro del sistema.